Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Como media, en Europa se pincha un neumático cada 75.000 kilómetros.

Saber actuar ante un reventón o un pinchazo de un neumático es imprescindible para viajar seguros. Se estima que cada ciudadano europeo se enfrenta a esta situación como media una vez cada 75.000 kilómetros, pero esta cantidad varía de forma notable en función a las carreteras a las que estemos expuestos, la calidad de los neumáticos utilizados y el tiempo con el que revisemos su estado.

No obstante, a lo largo de la vida útil de nuestro automóvil es fácil que tengamos que lidiar con esta situación. Algunas aseguradoras suelen incluir este servicio con la asistencia en carretera, pero habrá ocasiones donde no podamos esperar o no tengamos cubierta esta necesidad, por lo que hemos decidido recopilar los pasos a seguir en caso de tener que cambiar una rueda del vehículo.

Cuando creamos haber sufrido un pinchazo o un reventón de la rueda, lo primero es mantener la calma para buscar un sitio despejado y llano donde poder parar para reemplazarla sin riesgo de que el vehículo se deslice. Ahora veremos paso a paso el procedimiento a seguir:

  1. Antes de bajar del coche encenderemos las luces de emergencia, así como las de cruce si fuera necesario, y nos pondremos el chaleco reflectante. Ver y ser vistos en una situación de este tipo es algo primordial, así que el siguiente paso es colocar a 50 metros del vehículo los triángulos de pre señalización de peligro.
  2. El siguiente punto es localizar la rueda que habrá que sustituir. Si ésta se encuentra en el eje delantero y nuestro vehículo cuenta con tracción delantera o total, debemos insertar una marcha con el motor apagado para que quede bloqueada. Si se trata del eje trasero bastará con el freno de mano, que debe anclarse igualmente en ambos casos.
  3. Ahora debemos montar el gato, que suele estar junto con la rueda de repuesto. Consulta el manual de tu vehículo para asegurarte de que lo estás colocando de forma adecuada. Asegúrate de que la base descansa sobre una superficie lisa y llana y comprueba que el punto de apoyo con el vehículo encaja del todo.
  4. Antes de accionar el gato, puedes aflojar las tuercas que sujetan la rueda, ya que suelen estar muy apretadas y con el automóvil apoyado nos será más sencillo hacer fuerza.  Después, gira la manivela del gato hasta que la rueda quede elevada entre 5 y 10 centímetros sobre el nivel del suelo.
  5. Termina de extraer las tuercas, ejerciendo la presión siempre en el extremo de la llave para optimizar la fuerza aplicada, generalmente en sentido anti horario, y retira la rueda cuidadosamente.
  6. Coloca la rueda de repuesto en su lugar y comprueba que los agujeros encajan bien antes de comenzar a poner las tuercas para evitarte molestias. A veces los nervios nos juegan malas pasadas en estos momentos, así que tómate el tiempo que sea necesario. Se aconseja insertar las tuercas en cruz para facilitar la inmovilización del neumático.
  7. Una vez la rueda quede bien fijada, baja despacio el gato ya que el peso del coche ayudará a que gire la manivela más fácilmente que en la dirección opuesta. Guarda el neumático estropeado y como último paso retira los triángulos de emergencia.

A continuación el vídeo que hemos subido a nuestro canal de YouTube sobre cómo cambiar una rueda:

Cómo cambiar una rueda ante un pinchazo o reventón





Conoce los pasos has de seguir para sustituir tu neumático por una rueda de repuesto ante un pinchazo o reventón

¿Y si mi rueda de repuesto es temporal o de galleta?

Si la rueda que llevamos como repuesto es un neumático igual a los que tenemos montados en el resto del vehículo, o si contamos con un kit de antipinchazo de los que rellenan el neumático con espuma, puedes proseguir tu marcha con relativa normalidad. Pero, ¿qué ocurre si mi automóvil lleva una rueda de repuesto tipo galleta?

sistema electrónico de frenado

En este caso hay que cambiar la forma de conducir puesto que se trata de una rueda más pequeña, lo que provoca que el vehículo quede descompensado. La velocidad máxima recomendada es de 80km/h, y así se indica en la misma rueda, ya que especialmente en las curvas el riesgo de desestabilización es muy elevado.

Además no se recomienda circular con este tipo de ruedas de repuesto más de 3000 kilómetros, aunque ésta ya es una distancia más que prolongada para poder llegar a tu destino y encontrar un centro donde sustituir tu neumático por uno del tamaño y características adecuadas. Recuerda que las ruedas son uno de los elementos clave que deberás revisar en tu vehículo antes de iniciar un viaje.


 

 

¿Has sufrido alguna vez un pinchazo en carretera? ¿Revisas y llevas en buen estado la rueda de repuesto? Déjanos tus comentarios.

Agradecimientos imagen: Circula Seguro

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.

SOLICITA TU RECAMBIO

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad