• Reducir, reutilizar, reciclar y rechazar son las 4 erres que pueden englobar a los principios de la movilidad sostenible, pues son la clave para orientar el comportamiento de las personas a la hora de realizar sus desplazamientos.

Las personas nos desplazamos continuamente utilizando algunos medios de trasporte que contribuyen incrementando el calentamiento global y aumentando los niveles de emisiones de CO2  a la atmósfera.

Por este motivo, hoy en RO-DES vamos a compartir con vosotros este post donde os explicaremos en qué consisten las 4 erres de la movilidad sostenible, gracias a las cuales obtendréis una serie de consejos útiles que os servirán de ayuda a la hora de hacer vuestros trayectos mucho más ecológicos.

Reducir:

La distancia más corta entre dos puntos es una línea recta. Pues bien, como en todos los casos no es posible poner esto en práctica por la configuración de las carreteras, se aconseja planificar los viajes con anterioridad para reducir el mayor número de kilómetros posible durante el recorrido.

Si es posible, se debe reducir también el uso del coche particular empleando otras alternativas o bien reduciendo, en la medida de lo posible, la necesidad de desplazarte con tu automóvil.

Reutilizar:

Cuando tienes que acudir a diversos lugares, utiliza la misma ruta para acudir a todos ellos de forma que el recorrido sea lo más corto posible. También puedes utilizar y compartir tu coche con tus compañeros de trabajo, amigos, vecinos y conocidos, de esta forma, los trayectos estarán más aprovechados, ahorrarás dinero y mejorarás la calidad del aire de tu cuidad.

Reciclar:

En nuestra opinión, se debe velar por el reciclaje de la mayor parte posible de los componentes de los vehículos. Ya sea un autobús, una bicicleta, un coche o un ciclomotor, debemos tener en cuenta que todos y cada uno de estos medios de transporte cuentan con un gran número de componentes fabricados en acero, material que es 100% reciclable y que tras su recuperación puede ser empleado en nuevos procesos productivos, evitando así la emisión de millones de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año. Otros materiales como el plástico, son igualmente recuperados y reciclados.

Rechazar:

A la hora de escoger y adquirir un nuevo medio de transporte privado, rechaza aquellos que desprendan un mayor número de emisiones de CO2 y busca aquellos que sean más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Sabemos que los coches eléctricos todavía no están al alcance de muchas personas, pero existen buenas alternativas en el mercado que nos permitirán desplazarnos con una emisión de gases considerablemente reducida.

También tiene cabida en este punto, el rechazar aquellos vehículos que ya nos son de utilidad para sus propietarios y enviarlos al desguace o Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T.), pues de esta forma estaremos asegurando la correcta gestión, el reciclaje ya la reutilización de gran parte de sus componentes.

¿Qué te parecen las 4 erres relacionadas con la movilidad sostenible? ¿Crees que se podría aportar alguna más? ¡Déjanos tus comentarios!

Vía @ ECOticias

No Related Posts Yet!

3 Comments

  1. Surferatope

    Exacto, con las 4 erres se pueden conseguir “milagros”: el esfuerzo personal sumado produce resultados sorprendentes. Es momento de dejar los individualismos aparcados y recuperar los comportamientos solidarios. Si cada uno pone un poco de su parte, se puede mejorar un montón. Las opciones que comentas están muy al alcance: las bicis solucionan un montón el desplazamiento en trayectos cortos-medios, compartir el coche permite reducir el gasto además de contribuir a mejorar el aire (www.blablacar.es, comparteviaje.com, etc), reciclar no solo vehículos sino también envases o utensilios diversos con un poco de creatividad… Hay muchas opciones y la web está surtida de consejos útiles. Demos un paso adelante y demos ejemplo a los que nos rodean para que el beneficio común se contagie.

    • Alicia

      Buenas tardes Surferatope!

      Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que siguiendo unas sencillas pautas y echandole de vez en cuando un poco de imaginación al asunto, es posible reducir considerablemente el impacto humano sobre la preservación del planeta y los recursos naturales.

      Lo que está totalmente claro en este punto, es que cambiar la actual situacion medioambiental se ecuentra en nuestras manos.

      Saludos cordiales!