El inyector – bomba es el sistema que a mayor presión realiza la inyección del combustible, reduciendo el consumo de combustible y disminuyendo aún más los niveles de emisiones de CO2.

Circuito interno de una bomba inyectora

Este sistema, empleado en los nuevos vehículos fabricados a partir de 1998, mejora considerablemente el rendimiento del motor puesto que es capaz de alcanzar los 2050 bar de presión, superando así los niveles de presión producidos por otros sistemas como el HDI Common Rail.

Esta presión se genera por medio de los inyectores gracias a los émbolos accionados por levas localizadas en el propio árbol y las levas adicionales que incorpora cada inyector.

La unidad de control es la encargada de activar cada inyector mediante un sistema independiente para cada uno de ellos, de modo que ejerce un mayor control sobre la propia inyección logrando un mayor rendimiento y potencia, además de un menor consumo.

Los inyectores, por tanto, serán del tipo electro mecánico al igual que los empleados en el sistema HDI, aunque éstos llevarán también un embolo que será el que genere la alta presión.

Así pues, el inyector – bomba incluirá las siguientes unidades funcionales:

  • Generador de alta presión: los principales componentes del generador de alta presión son el cuerpo de la bomba con el émbolo y el muelle de reposición.
  • Electroválvula de alta presión: su misión es la de determinar en qué momento y durante cuánto tiempo se producirá la inyección de combustible. Sus principales componentes son la bobina, la aguja de la electroválvula, el núcleo magnético y el muelle de la propia electroválvula.
  • Los inyectores: los inyectores son los encargados de pulverizar y distribuir uniformemente el carburante hacia las cámaras de combustión para realizar el proceso de inyección del mismo. Los inyectores se localizan junto al cuerpo de la unidad inyector-bomba mediante una tuerca de fijación.
Funcionamiento de una bomba inyectora

¿Qué ventajas ofrece el sistema de inyector-bomba con respecto al resto de sistemas?

Los sistemas de inyector-bomba se emplean principalmente en vehículos tipo turismos, comerciales e industriales ligeros de hasta 30Kw/cilindro y también en vehículos industriales pesados con hasta 80Kw/cilindro. Así pues, las principales ventajas de este sistema frente a otros sistemas de inyección serán las siguientes:

  • Hasta 2050 bar de alta presión en la inyección.
  • Comienzo de la inyección variable.
  • Posible inyección previa.
  • Mejor combustión y por tanto, mejor rendimiento.
  • Niveles de emisiones contaminantes reducidos.
  • Mayor ahorro de combustible.
  • Al existir la posibilidad de aislar cada cilindro se podrá realizar un diagnóstico más efectivo de la bomba o del motor.
  • Al prescindir de los balancines se producirá una mayor rigidez de accionamiento.
  • Debido a la facilidad con la que se desmontan cada una de las unidades que lo integran, será más sencillo acceder a la hora de realizar modificaciones o reparaciones.

¿Qué averías suelen aparecer en los sistemas de inyector-bomba?

El motor no llega a arrancar:

Cuando el motor no arranque y percibamos síntomas como un humo negro, humo blanco o que la puesta en marcha sea imposible a temperaturas inferiores a 0 grados, podríamos encontrarnos con que existen deficiencias en el sistema de inyector-bomba.

Si el síntoma es que expulsa humo negro al intentar arrancar, puede ser debido a que los inyectores o toberas estén defectuosos, a que el motor de arranque no actúe con la suficiente velocidad o a que la propia bomba inyectora no esté bien calibrada.

Cuando el humo que se arroje sea blanco, podrá ser debido a unos pre-calentadores defectuosos, a un filtro de combustible obstruido a que el tanque de combustible esté vacio o que el cableado de la bomba esté deteriorado.

Cuando no se expulsan humos o cuando el motor no logra arrancar a temperaturas inferiores a 0 grados, tendremos que revisar que la electroválvula se encuentre en buen estado, que no hayan defectos en la alimentación de combustible de la bomba, que la compresión del motor no sea insuficiente o que los pre-calentadores no estén quemados.

El motor arranca pero luego se para:

Cuando notemos parones en el encendido del motor, podrá ser debido a que el filtro de aire o de combustible estén obstruidos o también a que existan partículas de aire en el circuito.

El motor no tiene potencia suficiente:

Cuando percibamos una potencia insuficiente en el motor podrá ser debido a un filtro de combustible obstruido, a que la varilla del acelerador esté mal regulada, el circuido de alimentación esté en mal estado, a que sea necesario recalibrar los inyectores, las toberas o la propia bomba inyectora.

Excesivo consumo de combustible y exceso de humos:

Cuando aparezcan estos problemas y estén determinados por fallos en el sistema de inyección, podrá ser debido a un mal reglaje de las válvulas, a que los inyectores o toberas están defectuosos, a un filtro de aire sucio, un mal calibrado de la bomba inyectora, a que la compresión sea insuficiente, a que el escape esté parcialmente tapado o bien a que la temperatura de funcionamiento sea muy baja.


Agradecimientos imagen: Aficionados a la mecánica

Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>